La nueva ley de telecomunicaciones que se aprobará el 13 de Septiembre en el consejo de ministros hará innecesaria la concesión de licencias municipales para el despliegue de determinadas categorías de red, lo que en la práctica supondrá el acceso a infraestructuras de otros operadores como gas, agua o saneamiento.

fibra-optica